Cargando...
08
08
2018

¿Cuál es tu motivación?

Sin duda alguna, esta ha sido la pregunta que más me ha acechado los último 5 años, cómo entender la psicología detrás de la motivación.

¿Cómo funciona? ¿Qué nos empuja a realizar una tarea? ¿Qué nos hace salir de un círculo vicioso para comenzar un proceso de cambio? ¿Cómo logramos salir de nuestra zona de confort? ¿Cómo encontramos esa fuerza para dar el primer paso y luego para continuar y no rendirnos? ¿Cómo,  a pesar de la adversidad, decidimos sobreponernos a todo obstáculo y seguimos adelante?

Diariamente veo gente con la determinación para cambiar, como diría Rocky Balboa, con la mirada del tigre. Sin embargo, nunca he sido capaz de evaluar quienes serán los que realmente podrán mantener esa motivación. Dar el primer paso, lograr las primeras pequeñas ganancias y luego continuar por ese mismo camino.

Observo gente constantemente darse por vencida, generalmente debido a que el camino lo encuentran muy difícil o porque simplemente no obtienen los resultados a la velocidad que esperaban. El avance, por muy pequeño que sea, también es avance, pero lamentablemente para muchos no es suficiente.

Definitivamente el factor tiempo es el asesino profesional de esto que llamamos “motivación”. Vivimos en el mundo de la inmediatez, donde el trayecto carece de valor y la ansiedad por la recompensa aumenta considerablemente. Y lo entiendo, sobretodo por la industria del Fitness en la que estamos inmersos, cuyo sustento se basa en la promesa de los resultados rápidos: la pastilla mágica, la rutina de ejercicios que realmente sirve, el aparato que te permite hacer 10 horas de gym en 10 minutos. Finalmente nos comprometemos a los resultados sin comprometernos a recorrer el camino necesario para lograrlos. Todos partimos con la motivación al 1000%, pero al momento de enfrentar las primeras dificultades decidimos dejar de lado nuestro objetivo.

¿Realmente queríamos lograrlo? Por supuesto que si y es muy probable que ese objetivo vaya re-apareciendo constantemente a lo largo de tu vida. En un principio quedará allí junto al instrumento musical que quisiste aprender, con el emprendimiento que querías empezar, con ese viaje que vives posponiendo, etc. Cada cierto tiempo volverás con la motivación recargada, decidido a lograrlo, pero si no tienes un plan para llevar. cabo el camino que vas a recorrer, es muy probable que ese gran empujón inicial no sea suficiente.

Entonces ¿qué he aprendido sobre la motivación? Que no es más que compromiso. Es importante entender que son procesos largos y que hay que comprometerse con el camino. Si llevas 5 o 10 años de tu vida despreocupándote de tu salud y dejándola en segundo plano, te vas a demorar bastante en recuperarlo. Olvida el tiempo, que no te importe y busca disfrutar el proceso. Me encantaría decirles que CrossFit es la solución, pero no a todos les gusta y está bien, simplemente busca aquello que disfrutes y compártelas con más gente. Has del deporte un momento feliz en tu día.

Ponte metas realistas y a corto plazo, quiere a tu cuerpo con sus defectos y virtudes, pero trata de obtener su mejor versión, tu mejor versión. Olvídate de la persona que tienes al lado, no te compares, no conoces su proceso ni sus batallas. Pelea las tuyas y no te detengas nunca, si te sientes perdido y no sabes como avanzar, pregúntale a nuestros coaches para que te puedan ayudar a direccionar tus objetivos y alcanzar tus metas. La paciencia es clave.

Hace poco me encontré en los camarines con uno de nuestros participantes de la segunda generación de el programa XL, quien lleva más de un año y medio de entrenamiento, con altos y bajos, ya ha logrado bajar más de 30 kilos. ¿Es siempre perfecto? Para nada, como todos fracasa de manera diaria, pero se mantiene fiel al proceso.

Llevo alrededor de 6 años entrenando de manera ininterrumpida. Trato de nunca saltarme un entrenamiento, sé que cada día avanzo un poco más para conseguir mi tan ansiada meta: llegar a mis 60 años con el mejor estado físico de mi vida y después seguir disfrutando de mi cuerpo por muchos más años. Pero voy un entrenamiento cada día, acercándome a esa meta.

¿Cuál es tu meta? ¿Estás comprometido al proceso de lograrlo?

 

 

 

Escrito por Daniel Dobbs, CEO Acción CrossFit.

Comentario
1
Cristian Valenzuela

Gracias Daniel ¡¡ me llego como anillo al dedo, estoy comenzando en el crossfit pensé que al correr 46 k estaba preparado para todo, que mi cuerpo y mente estaba en condiciones para comenzar esta disciplina, grave error a mis 46 años me siento como el mas prematuro de los bebes, torpe , descoordinado, frustrado, avergonzado, etc. pero como dices tú en el artículo , debo colocarme metas realistas y a corto plazo, olvidare compararme con mis esforzados compañeros, peleare mis propias batallas y no bajare los brazos aunque mi avances sean como los pasos de una hormiga, de uno en uno sumare dos.- y luego de dos en dos sumare 5.-

Deja una respuesta

Acción Crossfit 2016.

Condell 1200, Providencia / Walker Martínez 1268, La Florida