Cargando...
01
08
2018

Me dio la clásica Periostitis

No soy la mejor corredora del mundo mundial,  sobretodo porque no amortiguo nada, pero NADA, cuando mi pie toca el suelo al correr. O al saltar el cajón. O al saltar la cuerda. O al soltarme de la barra y caer al suelo. Básicamente no suelo amortiguar nunca ningún movimiento. Recuerdo cómo el Andresito (a.k.a Andrés Ávalos) me hinchaba mientras corría y me decía “haces sonar muchos tus pies, busca que eso no pase o si no te vas a lesionar”. Y no solo el Andresito, sino que toda persona que entrenara conmigo iba a escuchar a kilómetros de distancia a mis pies corriendo, así de ruidosa.

Adivinen. OBVIO que no le hice caso a nadie y seguí con mi vida, porque yo no me iba a lesionar nunca porque soy perfecta. NOT, dicho y hecho, me dio periostitis en mi pierna derecha. No es que haya sido de un día para otro, simplemente empezó como una molestia que decidí ignorar, porque recuerden que soy perfecta y no me lesiono.

Esa pequeña molestia, dejó de ser molestia y empezó a ser dolor. Dolor al caminar, al correr, al estar parada, al saltar, etc. dolor siempre. En este momento ustedes creerán que era el momento indicado para pedir ayuda y hacerme cargo de este problema. NOT, simplemente decidí que mi mejor tratamiento, dictado por mi, era evitar hacer los movimientos que me dolían, y descansar el pie hasta que mágicamente el dolor se fuera. Bueno, eso y también me fui dos semanas de vacaciones en donde baje muchísimo la carga de entrenamiento (debo haber hecho CrossFit un par de veces, pero nada).

Volví de mis vacaciones como tuna. El dolor de mi pierna había desaparecido, todo estaba bien, había esperanza en mi corazón y creí nuevamente en los milagros. Comencé a hacer esos movimientos que había evitado y ADIVINEN QUÉ: doña periostitis volvió a mi vida. Debo haberme demorado fácil unos 3 meses en decidirme a pagar un plan en Reintegro y hacerme cargo de esta lesión maldita que me tenía podrida ¿La principal razón que me llevó a tomar Reintegro? Uno creería que fue por mi, mi salud y porque debía comportarme como la mujer “adulta” que soy. Pero no, fue lo siguiente: pese a que ODIO correr, cuando en el wod hay que correr 650 metros y el coach dice “los que no pueden correr, remen”, creanme que prefiero mil veces correr esos 650 metros que remarlos. Pero recuerden, no podía correr.

(yo corriendo)

Tomé el plan “Reintegro Pro”, que incluye 8 sesiones de Kinesiología y 2 sesiones de Quiropraxia. Sé que el precio es algo importante a considerar, pero realmente no me importó mucho porque quería arreglar este problema, y si me dolía pagar entonces debía hacer que ese dinero no se fuera a la basura y valiera la pena.

Y VALIÓ LA PENA, valió una y mil veces. Me atendí con Andresito (Kine) y Matías Cisternas (Quiro), y me ayudaron a darme cuenta de un sin fin de cosas que pasaban en mi cuerpo que ignoraba. Yo juraba que se iban a centrar únicamente en mi pie, que era la fuente del dolor, pero no. Además de aliviar mi dolor, con diferentes técnicas como punción seca, también se enfocaron en descubrir por qué me pasó esto. Resulta que no sabía cómo activar mi zona media, pero aprendí a hacerlo. No sabía activar mis glúteos, pero aprendí a hacerlo. No sabía hacer una sentadilla libre, pese a que yo creía que me salía perfecta, pero aprendí a hacerlo. No tenía nada de flexibilidad en mis tobillos, pero aprendí a trabajarlo y mejorarlo.

Doña periostitis se demoró como un mes y medio (o quizás menos) en abandonarme. Me demoré como tres meses en hacerme cargo de algo que pude haber solucionado mucho antes. ¿Qué me llevo de esto? Ahora soy muchísimo más consciente de cómo me muevo, cómo ocupo mi cuerpo para realizar distintos movimientos. Ahora lo pienso dos veces antes de subirle el peso a la barra para hacer una sentadilla y me fijo mucho en cómo lo hago. Ahora AMORTIGUO cuando corro y salto. Siento que gracias a Reintegra soy un poco más adulta conmigo misma (jajajajaja).

Espero que este testamento que acabo de escribir con muchísimo amor, les ayude a ser más adultos con ustedes mismos y evitar llegar al dolor intolerable que conlleva una lesión. No sean como yo, jajajaja xd.

 

 

Escrito por Aranza Rojas, Staff y más de Acción CrossFit.

Comentario
0

Deja una respuesta

Acción Crossfit 2016.

Condell 1200, Providencia / Walker Martínez 1268, La Florida