Cargando...
12
07
2018

La movilidad como hábito

Si me preguntan qué es movilidad, inmediatamente se me viene a la cabeza la palabra “hábito”, ya que inconscientemente involucra una costumbre necesaria para que nuestro cuerpo se mantenga estable y flexible. Ahora bien, para ser más específico, la movilidad articular es la capacidad de generar un movimiento lo más amplio posible sin perder la integridad de la articulación, es decir, que no pierda control y se mantenga fuerte y unida.

Es propio del ser humano querer superarse constantemente, es una señal de nuestro cuerpo, un grito, un recordatorio del organismo que busca mejorar lo que estamos haciendo. Así lo demostramos en cada sesión de entrenamiento: intentando ser un poquito mejor cada movimiento, nuestra técnica y pesos, lo damos todo con el fin de aumentar nuestro rendimiento. Es por esta razón por la cual no debemos dejar en el tintero la movilidad, pues sus múltiples beneficios logran mejorar nuestra calidad de vida, además de mantener nuestro cuerpo preparado para todo.

Diría que la calidad del movimiento es uno de los beneficios más importantes que obtenemos al trabajar nuestra movilidad ¿A qué me refiero con la calidad del movimiento? Simplemente a la armonía de éste, un movimiento armónico hace que sea más fluido, lo que se traduce en que éste sea económico y eficiente (es decir, es fácil y se realiza sin mayor esfuerzo).

La calidad del movimiento es uno de los beneficios más importantes que obtenemos al trabajar nuestra movilidad

Otro beneficio es que generamos mayor flexibilidad del músculo cuando tenemos mayor rango de movilidad, lo que hace que este trabaje menos y se priorice la relajación, aliviando de esta forma  el dolor muscular. Asimismo, mejoramos nuestra capacidad de recuperación de nuestros músculos y su mantención.

Uno de los principales objetivos que tiene Acción es cuidar la integridad y salud de nuestra comunidad, es lo que nos caracteriza. De este modo ocupamos la movilidad como uno de los métodos más eficientes en la prevención de lesiones articulares y musculares. Pues la calidad de movimiento va mejorando y corrigiendo aquellos movimientos que pueden resultar lesivos para nuestro cuerpo, o simplemente corrigiendo pequeños patrones que a veces no nos permiten ejecutar un buen movimiento.


No hay excusas, nunca es tarde para adquirir un hábito nuevo, sólo debes ir complementándote como deportista y verás que los resultados están a la vuelta de la esquina.

 

Escrito por Darío Soto, Coach de Movilidad Acción CrossFit.

Comentario
0

Deja una respuesta

Acción Crossfit 2016.

Condell 1200, Providencia / Walker Martínez 1268, La Florida