Cargando...
10
11
2017

La Proteína perfecta

Me atrevería a decir que todos los que están leyendo este post han probado alguna vez en su vida un batido de proteína (o están pensando en hacerlo), y justamente de eso se trata este post: la famosa proteína en polvo.

Asumo que saben más o menos mi background en el mundo de la actividad física: partí como todos en un gimnasio tradicional, haciendo pesas y enfocándome en hacer crecer mis bíceps (jaja mentira no hacía solo eso). Entrenaba todos los días, unas dos horas, paralelamente fui probando otras disciplinas como Raquetball, Basketball, Trial Running y Natación, para reinventarme y mantenerme activo.

Siempre me ha llamado la atención el mundo de los suplementos, sobretodo la proteína. Como cualquier mortal que no cacha mucho del tema, en una primera instancia las miraba con recelo ya que me parecían poco saludables, sentía que era un poco como hacer trampa, y también pensaba me iba a convertir en un adicto o que eventualmente iba a terminar dializándome. Si, así soy yo…

Debió haber sido cuando llevaba unos 5 años entrenando en el gym, cuando me compré mi primer tarro de proteínas. Siguiendo las indicaciones de un “profesional calificado” (a.k.a el profe del gimnasio), comencé una etapa de definición muscular, en donde hacía mucho cardio y me tomaba dos batidos de prote al día para evitar pérdida de musculatura. Esto, sin saber absolutamente nada ni entender mucho qué era lo que le estaba entregando a mi cuerpo, lo único que sabía era que el sabor de mi prote era pésimo, lo odiaba, pero igual me la tomaba porque, obvio, me sentía como Ronnie Coleman cada vez que caminaba con mi shaker (lightweight baby!).

Luego de 6 años conocí CrossFit, y lo primero que me llama la atención es la cantidad de personas que tomaban suplementos. Era casi parte de la disciplina tener tu propio shaker, pese a que según mis estándares de aquel momento, todos se veían bastante flacos y algo débiles. En fin, durante los primeros meses perdí como 6 kilos, por lo que decidí agregar nuevamente la famosa y desagradable proteína. Con el tiempo, me fui tomando el tema de mi alimentación y suplementación más en serio y de la mano de un nutricionista que supiera mucho del tema, quien fue nada más y nada menos que Don Pablo Espejo. Desde ese entonces lo que sea que haga con mi cuerpo, en cuanto a alimentación respecta, me asesoro según lo que me recomiende el equipo de NutriAcción.

NOTA APARTE: En verdad soy pésimo escribiendo esto, me doy muchas vueltas pero prometo que esto tiene un final y un objetivo útil.

Volviendo con las proteínas, algo que me pasaba siempre era que no sabía cuál marca comprar, no sabía sus diferencias, ni qué hacía que una fuese mejor que la otra. Cuando comencé a tomar, no existía gran variedad de marcas, y me comparaba la más barata porque, pobreza. Sin embargo, cuando comencé a hacer CrossFit, el mercado ya había evolucionado, y para bien. Existían tiendas especializadas en la venta de suplementos, había marcas por montones, pero para mi parecía un desfile de marketing donde todos realzaban cualidades que no sabía bien si creer o no. Finalmente, simplemente me guiaba por aquella con mejor sabor ¿por qué? Entreno todos los días, lo que implica que debo tomarlas diariamente y la verdad, no estaba ni ahí con tomar algo asqueroso 6 días a la semana.

Con el tiempo he aprendido más de este producto y he descubierto algunos puntos a considerar.

1. Consulte con un nutricionista si es que efectivamente debiese incorporar suplementación a su entrenamiento.
2. El mercado de estos productos no está muy regulado, la única preocupación es que no te dañe, pero no necesariamente contiene todo lo que declara y mucho de lo que declaran no se encuentra científicamente comprobado que sea beneficioso.
3. No necesariamente más es mejor.
4. Hay demasiado trabajo de Marketing.
5. Elijo mis proteínas en base a la de mejor sabor.

Finalmente, decidí hacer un review respecto a las proteína tomando el sabor como elemento principal a medir. Disculpen la demora, pero me cuesta. Elegí 5 marcas de proteínas clásicas del mercado y su sabor más popular, para que los alumnos de Acción Providencia las probaran. Esto, sin mostrar la marca ni el marketing detrás, sino haciendo un testeo ciego.

Las elegidas fueron:

  • Gold Standard 100% Whey Protein Double Rich Chocolate.
  • GNC Pro Performance 100% Whey Protein Chocolate Supreme.
  • BSN Syntha – 6 sabor Chocolate Milk Shake.
  • Nitrotech Whey Gold Strawberry.
  • 100% Whey Pro-Win Winkler Nutrition sabor Dulce de Leche.

La metodología es simple. 37 personas probaron estas 5 proteínas, todas fueron mezcladas con agua y usando la recomendación indicada por el fabricante. Luego de probar la proteína, cada uno debía responder 5 preguntas. Los resultados fueron los siguientes.

1. Según su sabor, en una escala del 1 (Pésimo, wacala) al 7 (Excelente, ñami), los resultados obtenidos son los siguientes:

 

  • Sólo GNC y Syntha 6 obtuvieron calificaciones “Pésimo”.
  • 32% de los encuestados calificaron la proteína Winkler como “Excelente”.
  • 95% de los encuestados calificó la proteína Gold Standard y Winkler entre Excelente y Regular.
  • El peor promedio lo obtuvo la GNC Whey Protein y el primer lugar lo obtuvo Winkler.
  • Al dividir la muestra entre aquellos que toman regularmente proteínas y aquellos que no el primer lugar es la única posición que cambia, llevándose Syntha 6 el primer lugar.

 

2. Según su consistencia, es decir, cómo se disuelve y la sensación al beberla, en una escala del 1 al 7, los resultados obtenidos son los siguientes:

 

  • Syntha 6 de BSN se lleva el primer lugar, si separamos la muestra entre aquellos que consumen proteínas de manera regular el resultado es aún mayor para esta proteína.
  • En este apartado ninguno de los productos testeados obtuvo calificación “Pésimo”.
  • La Gold Standard fue la de peor calificación obteniendo 70% de sus resultados entre “Regular” y “Malo”.

 

3. Según performance del producto, es decir, cómo cree que se desempeña, en una escala del 1 al 7, los resultados obtenidos son los siguientes:

 

  • Nuevamente Syntha 6 obtiene la mejor nota, seguida por la proteína de Winkler.
  • El último lugar lo obtuvo la Gold Standard.
  • Al separar la muestra entre aquellos que consumen este tipo de productos, la proteína de Nitrotech subre rápidamente al segundo lugar posicionándose muy cerca de Syntha 6.

 

4. Por último al solicitar rankear cada una de los productos según la percepción de cada encuestado, los resultados fueron los siguientes.

 

Conclusiones 

La idea de este pequeño estudio no era determinar cuál era la mejor proteína, ya que para eso requeriríamos de un laboratorio además de una metodología y análisis exhaustivo de cada uno de los productos. Lo que si buscábamos era derribar algunos mitos e invitarlos a informarse de mejor manera a la hora de adquirir uno de estos productos. El mercado de la suplementación tiene muchos actores y está plagado de marketing, por lo que siempre será una decisión difícil.

Por último, pero no menos importante: yo, personalmente tomo proteína según lo que MI cuerpo requiere y necesita, por la cantidad y tipo de actividad física que realizo. Siempre, antes de suplementarme, me asesoro por un nutricionista, en este caso el gran Pablo Espejo, y me aseguro que las decisiones que tomo son las correctas. No todos necesitan suplementarse, es un tema delicado e importante que no se debe hacer por moda, ya que un abuso de éstos puede ocasionar en algún momento daños en la salud de forma crónica.

 

 

Escrito por Daniel “GRU” Dobbs, CEO Acción CrossFit.

 

Comentario
1
Alvaro

Yo tomo la Carnívor o la Winkler de pie de limón… también la Winkler de vainilla con los jugos de after WOD queda bacan

Deja una respuesta

Acción Crossfit 2016.

Condell 1200, Providencia / Walker Martínez 1268, La Florida