Cargando...
30
11
2017

De los milagros y el verano

Finalmente llegó aquella época del año que muchos esperan con ansias. Se nos vino encima el bendito verano, lo que significa más calor, más ganas de ir playa o a la piscina, y por supuesto menos ropa.

Empieza también, el problema de arreglar los malos hábitos en el menor tiempo posible. Casi como una competencia, uno prende la televisión y se encuentra lleno de estos secretos milagrosos para “arreglar la guata” , el famoso “un verano sin polera”, cobertura de las noticias y distintos medios, buscando ese tan ansiado milagro. Nos hablan de cuál es la última tendencia fitness, nos llenan de claims que buscan atraer personas con reportajes indicando cual es el ejercicio abdominal más efectivo y muchos otros argumentos llenos de ganas de vender, pero con poca veracidad. Empiezan, finalmente, las preguntas y los cálculos mátemáticos.

¿Podré bajar la guata en 2 meses?
¿CrossFit sirve para rápidamente bajar la grasa y quedar tonificado/a?
¿Si vengo 2 veces a la semana podré ver resultados rápido?
¿Cuál y cuántos abdominales diarios debo hacer para bajar más rápido?
¡¿Cómo arreglo este cuerpo?!

Lamentablemente, en este contexto no existen los milagros (con todo respeto al mundo católico). Si llevamos ya un buen tiempo “tratando mal a tu cuerpo”, con una vida sedentaria y alimentándote de mala manera, no vamos a arreglar esto en un par de meses. Si nos ponemos a hacer cardio como locos, no lograremos el milagro. Lo peor de todo es que este “cambio” tiene su motivación en una componente 100% estético, en las inseguridades y estándares de belleza, sin hacer referencia a los problemas que acarrea el alimentarse mal o no realizar actividad física.

¿Qué les pasa a muchos? Empiezan por esta carrera frenética para arreglar un problema rápidamente, se enfrentan a la realidad y se desmotivan. Esto porque la intención es meramente superficial, y no buscan cambiar un hábito, simplemente el foco es verse bien, sin importar cómo lograrlo o qué sacrificar. Nuevamente nos encontramos con un objetivo algo superfluo, con algo que nos han impuesto como “nos debemos ver”, cuando en realidad lo importante es estar sanos y llevar una vida saludable y equilibrada.

La solución es simple: incorporar buenos hábitos a nuestra vida cotidiana. Hacer alguna actividad física de manera regular y constante, junto con alimentarse bien durante gran parte del año. Los invito a todos a que los esfuerzos de este año no sean únicamente para el Verano 2018, sino para el cuerpo que van a llevar el resto de tu vida.

¿Suena desafiante? Quizás, pero también puede que haya llegado la hora de dejar de buscar las salidas fáciles que no funcionan y optar por la forma difícil, que además de funcionar, trae una satisfacción y bienestar que no tiene precio.

 

 

 

 

Escrito por Daniel “GRU” Dobbs, CEO Acción CrossFit.

Comentario
0

Deja una respuesta

Acción Crossfit 2016.

Condell 1200, Providencia / Walker Martínez 1268, La Florida