6 años de Acción CrossFit: Lo que con el tiempo pasa, porque el tiempo pasa

Llega el momento de hacer el ejercicio de mirar hacia atrás y contemplar lo avanzado. Son tantas las lecciones, desafíos, alegrías y dificultades acumulados que es difícil ya por dónde empezar. Desde el sueño que partió hace más de 6 años en una plaza y que hoy nos tiene siendo parte de un proyecto maravilloso, siendo el gimnasio de CrossFit más grande de Chile (al menos en lo que a su comunidad se refiere) y con cada vez más proyectos asociados al mundo del deporte.

En esta ocasión voy a escribir en un tono más personal, con el permiso de quienes leen (siempre será una interrogante el saber si alguien realmente me lee) y voy a realizar el ejercicio de

“¿Qué le dirías al Daniel de hace 6 años atrás? ¿Qué le recomendarías?”

Consejo 1: Aprende a aceptar las críticas y entiende que no todos van a querer lo que tu quieres.

Cuando uno comienza un proyecto como este pone todo su corazón en lo que realiza. Día a día se esfuerza por entregar un 100% y entregar a las personas la mejor experiencia que pueda entregar. Muchas veces, pese a todos los esfuerzos, no es suficiente. En una primera etapa recuerdo sufrir por esto. Veía con tristeza cómo personas nos abandonaban y cada vez que sucedía esto sentía que me abandonaban, que había algo que estaba haciendo mal, que simplemente no era suficiente. Pese a que considero importantísimo preguntarse el porqué la persona se fue, no es bueno martirizarse por esto. Creo que se debe buscar un “perfect match”.

El servicio que nosotros entregamos tiene sus restricciones, no es perfecto, pero busca entregar salud, performance y un ambiente simpático y distendido de entrenamiento. Si es lo que buscas, somos lo que quieres.

Consejo 2: La magia está en las conexiones y la comunidad, no en el Fitness.

Seamos francos, muchos cuando comenzamos en esto del CrossFit creemos por unos instantes que somos muy buenos. Que si damos nuestro 100% podremos eventualmente ganarle a cualquiera, si es solo esfuerzo. Empezamos a ver videos de cómo mejorar, dedicamos horas de nuestro tiempo porque queremos ser mejores y enfocamos nuestros esfuerzos en el performance. No me malentiendan, el performance deportivo, el querer ser mejor día a día es muy relevante. Pero cuando todo eso desaparece, es la comunidad la que nos mantiene con nuestros hábitos. Al final del día es el “high five”, es el amig@ que vas a ver en la tarde, es la proteína (o cerveza) que compartirás después del entrenamiento lo que te va a hacer mantenerte en movimiento.

La meta debe ser encontrar una buena compañía para el camino, así se disfruta más. Si quieres ir rápido anda solo, si quieres llegar lejos anda acompañado.

Disfruta de la comunidad que se arma en el CrossFit y deja de preocuparte tanto por los resultados, si te comprometes con el proceso los resultados van a llegar.

“The goal is to get fit, make it the best hour of your day, stay safe, turn up the music, high five some people, and blow off some steam.  So remember that.  Relax.  Have fun.  Work out.”  –Pat Sherwood

Consejo 3: El foco está en las personas. Segundo en las personas y tercero en las personas. Desarrolla tus habilidades blandas con la misma constancia que desarrollas tu snatch.

Tener un equipo de trabajo es la tarea más compleja que me ha tocado desarrollar. Años de Ingeniería, números, ecuaciones y fórmulas que no aplican en nada. El entender a cada una de las personas con las que trabajas, lograr transmitirles tu visión, lograr que ellos transmitan la pasión que sientes en el día a día es uno de los mayores desafíos de este proyecto. Mantener la motivación alta, con los días de frío intenso, con altas temperaturas o largas jornadas es una tarea titánica.

Cada día más este proyecto trata de personas, para las personas. Nada de lo que este proyecto ha logrado sería posible sin el equipo de personas que empujan día a día. Desde los que estuvieron a los que siguen. Cada uno ha aportado un granito de arena para construir un mundo mejor. Un mundo que entienda la actividad física como algo inherente a tu vida y no como un mero pasatiempo.

Consejo 4: Si lo construyes, las personas vendrán. No tiene nada de cierto. Tendrás que esforzarte mucho por ello.

La realidad es esta: tener un negocio de un box de CrossFit es un negocio que requiere mucho esfuerzo. La cantidad de horas dedicadas durante estos 6 años realmente es una locura. Días que empiezan muy temprano y culminan muy tarde. Competencias, Open, actividades especiales y adicional a eso, cumplir con todas las tareas que implica manejar un negocio lo hacen un trabajo de esfuerzo arduo y constante. ¿Vale la pena? Creo que sí. Disfruto de sobremanera lo que hago, veo cómo las personas empiezan a incorporar el deporte a sus vidas, moverse mejor y siento una enorme felicidad. Siento que estamos cambiando el mundo entre todos. Que pese a todas las estadísticas de obesidad, sedentarismo y malos hábitos llego a las 6 AM al gimnasio de Providencia y pareciera que existe gente para la cual las excusas no son válidas. Si eso no te empuja a seguir esforzándote más, no sé qué lo hará.

Cada uno de estos consejos son cosas que simplemente no sabía hace 6 años atrás. Hemos tenido que aprender de nuestros errores e ir creciendo lentamente, a veces hemos tenido que dar pasos atrás para volver a dar un par de pasos adelante. Son tantos los errores y aprendizajes, pero también tanto de lo que no me arrepiento. Todo el camino recorrido nos ha llevado hasta este punto. Vemos con esperanza como siguen divisándose en el futuro montones de desafíos que esperamos ser capaces de superar, solo el tiempo lo dirá.

Por último quiero tomarme este último párrafo para agradecer a cada uno de uds. que nos han perdonado nuestros errores en más de una ocasión, porque entienden que lo que hacemos nace del corazón. Que si nos equivocamos es simplemente porque no somos perfectos. Gracias a cada uno de Uds. que deciden no darse por vencidos. Para los que partieron en el galpón de Condell 1.200 hace 6 años, que era una adaptación de taller mecánico para entrenar, a los que entrenan hoy en día con nosotros. 

Gracias a los que están, a los que estuvieron y a los que vendrán.

Gracias por permitirme disfrutar de este sueño, de este hermoso proyecto.

Porque literalmente, sin Uds. nada de esto sería posible. Espero en 6 años más estar nuevamente escribiendo acerca de este bello camino.

Escrito por Daniel Dobbs.