COLUMNA DE OPINIÓN: PICHICATA

 

Quise comenzar con un título bastante polémico y que llamara la atención de todos. La verdad no es mi intención hablar desde una perspectiva funcional sobre la pichicata (o doping), nunca he utilizado, pero en más de una ocasión he sido indicado como una persona a fin a estas sustancias (lo que siempre, más que ofenderme, me hace sentir orgulloso de mis avances). Lo que busco con este artículo es simplemente expresar mi opinión personal, junto con entregar la visión como Centro de Entrenamiento/Gimnasio/Box de CrossFit /Comunidad Fitness que somos, respecto a este tema tan polémico.


¿QUÉ ES LA PICHICATA?

Siempre he tenido mis dudas. Si nos vamos a la definición de libro, esta se indica como:

“Sustancias usadas en dosis no farmacológicas con la finalidad de aumentar el rendimiento deportivo”.

Dada esta definición tengo mis dudas respecto a mi ingesta de pichicata.

Llevo al rededor de 17 años haciendo ejercicio, durante los cuales he consumido proteínas, multi vitamínicos y en el último tiempo creatina, y considero que todas caben en la definición antes mencionada. Sobre todo la creatina, que pese a no estar prohibida por la WADA (World Anti-Doping Agency) genera un aumento considerable en los niveles de fuerza si es acompañada de un entrenamiento acorde. En fin, más allá de definiciones técnicas. mi cruda opinión.

Todo los suplementos que consumo para acompañar mi entrenamiento han sido indicados por mi nutricionista y bajo ningún motivo voy a consumir algo que juegue con mis niveles de testosterona o sistema endocrino. ¿Porqué? Por que la principal razón por la que entreno es para mantenerme saludable y considero que el uso de estas sustancias me aleja de este objetivo. Pese a que me encanta mejorar y me gusta mucho entrenar no estoy dispuesto a arriesgar mi salud por ello.

Ahora, eso es lo que yo, Daniel, decido hacer con mi cuerpo. Si otra persona decide consumir cualquier tipo de pichicata ¿me parece malo? ¡Para nada! Creo que cada uno es libre de hacer lo que guste con su cuerpo, aunque idealmente debe cuidarlo. Me molesta muchísimo escuchar a gente juzgando a otra por el consumo de algún anabólico con una piscola en la mano. Ambas sustancias están dañando a tu organismo, el que una esté socialmente aceptada no la hace mejor. Considero que cada uno debiese preocuparse más por cuidar nuestros cuerpos de manera responsable y entender que nos va acompañar para toda la vida.

RESUMIENDO…

No consumo pichicata y no pretendo cambiar esto, pero tampoco juzgo al que consuma. Salvo en los casos en que la persona declare que está entrenando para competir en alguna disciplina que prohíbe la ingesta de la sustancia en si. Este caso lo cambia todo, ya que al participar de algo que dentro de las reglas prohíbe explícitamente el consumo de pichicata se está haciendo trampa y bajo mi perspectiva eso no es justificable.

Como Centro Deportivo no apoyamos ni apoyaremos la ingesta de pichicata, esto porque somos un lugar que promueve la salud y este tipo de sustancias en muchos casos atentan contra esta. No promocionaremos ni avalaremos el consumo de ellas, ya que dentro de nuestras responsabilidades está el velar por la salud de nuestros alumnos y esto es algo que no tranzaremos nunca.

Disfruten el deporte como un estilo de vida, olviden un poco las metas a corto plazo y piense en una vida llena de actividad física disfrutando de su cuerpo. Que la competencia del fin de semana no los lleve a tomar decisiones que atenten contra su salud, al fin y al cabo cuidar y respetar nuestros cuerpos es fundamental.

competencia2018-543.jpg

Escrito por Daniel Dobbs, CEO Acción CrossFit.