Adidas, no te compro

Era un día sábado como cualquier otro. Revisaba las stories de Instagram, sin novedad alguna. De pronto, algo me desconcertó. Uno de estos típicos anuncios pagados, invitaba exclusivamente a mujeres a participar de un evento de la marca Adidas. Lo que me sorprendió, fue la elección de la modelo y al parecer embajadora de la firma. ¿Qué pasó? En serio, ¡¿QUÉ PASÓ?!

Me llamó profundamente la atención que la chiquilla (Fernanda Figueroa) que figuraba en dicho anuncio no tenía absolutamente nada de fit ¿Cómo es posible que se incite a realizar actividad física mostrando un cuerpo que no te inspira a nada que no sea matarte de hambre?

Ojo, no quiero ofenderla ni atacar su cuerpo, tampoco quiero sonar dura, pero es que simplemente: NO. Sabemos que en el mundo del modelaje las reglas son claras y se debe cumplir cierto estándar, pero esta imagen que se nos muestra, ¿realmente nos inspira a ser mejores? Hablamos de fitness. Hace rato ya que se dejó de lado el perfil XS para potenciar la belleza femenina.

Soy publicista y como tal, me molesta que se siga promocionando una imagen que es completamente falsa, casi inalcanzable. De partida este anuncio es segmentado y dirigido, es decir, yo formo parte del grupo objetivo al cual apunta la marca. ¿Les digo algo amiguitos de Adidas? Fallaron y perdieron una parte mínima de su presupuesto, aunque esto no les duela.

¿Por qué nos siguen vendiendo humo? ¿Por qué una marca deportiva elige de manera tan errónea a sus representantes? ¿Por qué nos presionan mostrándonos imágenes de chicas extremadamente delgadas? ¿Por qué, si cuando entro al box está rodeado de mujeres que entrenan y se ven preciosas tonificando sus músculos, siguen insistiendo con el perfil de la mina flaca?

Vivimos en una sociedad donde un gran porcentaje de mujeres del país presentan índices preocupantes de sobrepeso, un tema no menor que nos deja muy en claro que la realidad es totalmente distinta.

Por favor equipo creativo de Adidas o de cualquier otra marca deportiva que esté cometiendo el mismo error: hagan el ejercicio de acercarse a un gimnasio, box, o centro de entrenamiento y deténganse a observar. No son estas modelos quienes pelean día a día para llegar a ser la mejor versión de si mismas, son mujeres normales, con las más variadas formas y tamaños. Son mujeres hermosas, que van a comprar sus productos siempre y cuando las inspiren a más y se identifiquen con su mensaje. 

Sorry cabros de Adidas y su equipo creativo, pero yo esta vez, no les compro nada.

 

Escrito por Paulette Aspeé, Mkt & Media Manager Acción CrossFit.