#BeYourself

Estamos acostumbrados a ser el público objetivo de las ostentosas campañas de publicidad de marcas deportivas, en las cuales se nos impone un estándar de belleza, tanto para mujeres como hombres, que se aleja de lo que muchas veces vemos en nuestro entorno. A esta situación se suma que la mayoría de las veces nos muestran a “modelos” que ni siquiera practican un “deporte” para obtener ese cuerpo o imagen “deseable” que se proyecta.

En uno de los típicos blogs de actualidad, leí hace muy poco un comentario que me quedó dando vueltas:

“Si antes el estándar de belleza me pedía morir de hambre para ser flaca, ahora resulta que además, debo matarme haciendo ejercicio”.

Esta frase por si sola ejemplifica una realidad que está inmersa profundamente en nuestra sociedad: la presión de vivir bajo los estándares de otros para obtener la aceptación social y alto autoestima. Para colmo, debemos agregar que en la actualidad, aceptamos el hecho de que una gran masa de personas, que muchas veces ni nos conoce, posea el derecho de opinar, aprobar o rechazar nuestro “atractivo físico” de manera pública mediante las populares redes sociales.

Soy padre de una hija de 3 años. Veo con decepción como se comportan muchos individuos criticando, desmereciendo y ofendiendo a otros por cómo se ven y realmente no quiero que a futuro, esa mujer ni nadie conviva en un mundo tan banal y vacío.

A modo de referencia personal, pasé 10 años entrenando en un gimnasio, donde te ejercitas rodeado de espejos y de personas que están constantemente admirándose, en un afán de satisfacer la vanidad personal antes que cualquier otro objetivo. Afortunadamente, encontré en el CrossFit un espacio distinto. Lo que me mantuvo atraído a esta disciplina, fue el énfasis en mejorar y potenciar al máximo habilidades físicas, más que el atarse a los estándares para sentirse bien con uno mismo.

Aquí no importa lo fuerte que eres, porque además debes ser coordinado, ágil, potente, resistente y poseer tantas otras capacidades para llegar a ser el mejor. Se trata de un todo, de alcanzar la sinergia de tus habilidades. No depende de qué tan musculoso, fibroso o grande pueda ser tu cuerpo, sino de qué tan capaz es.

Este 2017 evolucionamos. Dejamos atrás el #PushYourself como mensaje principal y damos paso a un nuevo concepto comunicacional: #BeYourself. Esta es nuestra manera de decir basta. En Acción CrossFit estamos orgullosos de cada uno de nuestros alumnos y de sus pequeños y grandes logros, de las metas que han ido alcanzando por el bienestar de su cuerpo y no por su imagen.

Es tu cuerpo “imperfecto” el que pelea durante 60 minutos para superar sus límites. Son tus brazos los que se alzan para elevar tu peso, son tus piernas las que se mueven para que avances, para que corras, para que saltes lo más alto posible. Ese cuerpo es el que te acompañará toda la vida ¿Cómo no quererlo y cuidarlo?

Sé tu mismo, olvídate de los prejuicios, del qué dirán. Eres TÚ el que da la pelea y lucha por llegar a mejorar día a día dentro y fuera del box. Lo más lindo de nuestro proyecto es la diversidad de alumnos por los que trabajamos. Cada uno de ustedes son personas hermosas que merecen nuestro amor y respeto constante, sin condiciones.

Bienvenidos todos los que disfrutan y aman ser ellos mismos. Ahora y siempre, aquí o donde sea: BE YOURSELF.

“To be yourself in a world that is constantly trying to make you something else is the greatest accomplishment” – Ralph Waldo Emerson

CommunityAcción CrossFit1 Comment