Lo que fue el 17.1

Como se habrán dado cuenta, este año decidimos cambiar un poco la dinámica que llevábamos para realizar el Open y quisimos generar un poco más de juego y Comunidad a través del Challenge Acción 2017.

En resumen, para este evento convocamos a nuestros 8 Coaches de CrossFit, Andrés Ávalos, Patricio Ulloa, Richard Palma, Nicolás Spencer, María Paz Riquelme, Esteban Flores, Giovanni Valle y Felipe “Makina” Martínez, para que fueran capitanes y líderes de 8 equipos conformados por nuestros alumnos, los cuales a medida que pasaban ciertas pruebas, sobornos, versus y más, iban sumando puntaje. Finalmente, para la última fecha del Open 2017 se sumarían todos los puntajes y el equipo ganador se llevaría una copa y un asado gratis sólo para ellos.

Durante todo el periodo pre 17.1, vivimos un ambiente muy divertido dentro del box. Pude presenciar cómo los alumnos y profesores se organizaban en equipo y sacaban la cara por este: desde crear nombres increíblemente creativos y para morir de la risa, hasta mandar a hacer pendones, máscaras y poleras, llegando a pegar stickers por todas las instalaciones, incluso en los baños. Realmente fue volver a vivir las alianzas del colegio, pero más entretenido porque, asumámoslo, varios de nosotros ya somos “adultos” y no hay nada mejor que ver a estos adultos trabajadores comportarse como niños. Siendo bien honesta, jamás pensé ni imaginé que alumnos ni coaches iban a ser tan motivados como para lograr, por ejemplo, formar un equipo de 50 integrantes. Seniors, Teens, XL, mujeres, hombres, avanzados, intermedios, básicos, gente que llevaba años realizando el open y personas que se enfrentaban a su primera vez, todos metidos en esta dinámica con el sólo propósito de pasarlo bien, reírse y de pasada ver en qué nivel se encuentran.

Jueves 23 de Febrero, lanzamiento de la primera prueba del Open de este año, el 17.1. Sabíamos que iba a tener mancuernas pero no teníamos ni idea en cuál movimiento se iban a ocupar, entonces para salir todos de la duda, hicimos un llamado a cada equipo para que se reunieran en nuestra sede de Providencia a partir de las 21:00hrs y poder ver la transmisión en vivo. Eran las 20:30 hrs. y esto ya comenzaba a llenarse. 21:00 hrs. en punto y el box llenísimo, fue realmente tan grato ver a todos juntos, expectantes esperando a que el famoso David Castro anunciara el maldito 17.1. Ver cómo cada uno de los equipos se organizó para este día, en donde algunos se juntaron fuera del box para poder llegar todos juntos con sus poleras y pancartas. El equipo de Pato Ulloa, Patocarnos, todos de amarillo con patitos de hule por todos lados, el equipo de Giovanni, Makina y Andrés colgando pendones en los muros del box, gente motivadísima de nuestra sede en La Florida todos con cintillos fluorescentes representando al equipo de Richard. Fue realmente una fiesta, sentir a nuestra Comunidad tan viva, tan presente, ver como todo iba más allá de los equipos, los cuales terminaron siendo una simple excusa para participar.

Sin embargo, personalmente creo que lo mejor fue el día en que todos hicimos el infartante 17.1. Un wod de nada más y nada menos que 20 minutos, en donde debíamos completar 10-20-30-40-50 Dumbbell Snatch y 15 Burpee Box Jump Over entre cada serie de Dumbbell Snatch. HORROR.

Eran las 10:30 hrs. cuando llegué al box el día Sábado 25, y ya se sentía el ambiente tipo “aquí estamos, a darlo todo”. Nuevamente los alumnos llegaron uniformados según el equipo al que pertenecían. A las 11:30 hrs. aproximadamente inició el primero de 11 heats, de 22 personas cada uno. IMAGÍNENSE. Para mi, esta fue la primera primerísima experiencia en muchas cosas: primero en realizar el open, segundo en darlo en Rx, y tercero en ser parte de la organización de éste y vivirlo como alguien “Staff”. Me tocó ser jueza del primer heat y increíblemente nerviosa contando las reps, las que no son solo números, sino que fueron el esfuerzo y bello sufrimiento de cada uno. Avanzamos al Heat 2 y me tocaba a mi, no me detendré mucho en qué sentí ya que creo que todos los que hicimos el 17.1 sabemos lo que fue: un infierno de 20 minutos, o menos si es que fuiste lo suficientemente seco para terminarlo.

Ver y sentir el ánimo de todos los alumnos, ver y escuchar los gritos de aliento para no soltar el dumbbell, para empujarse un poquito más y sumar una repetición más. Ver cómo al fin y al cabo los equipos se disolvían porque aquí no importaba eso, aquí sólo importaba alentar al compañero, ayudarlo contándole las repeticiones, pasándole una botella con agua, aconsejándolo rápidamente mientras realizaba los movimientos: “respira bien!” “lleva tu propio ritmo” “no te detengas!”, sin importar al equipo al cual pertenecía. Escuchar como aumentaban los gritos de ánimo dentro del box al notar que alguien iba por esos último 15 burpees y podía terminarlo antes que el reloj marcara 20 minutos. Todo ello me hizo olvidar el miedo y nerviosismo que sentía cuando sabía que se venía el Open, todo ello me hizo entender porqué la gente hace esto, se somete a estas pruebas horribles que te dejan botado en el suelo sin respirar, entendí una vez más porqué la gente hace CrossFit.

Con mi espalda muerta y muy adolorida, pero con la felicidad de haberme atrevido y haberme lanzado a hacer este Open doy las gracias, nunca antes había quedado tan muerta luego de un WOD, y nunca antes había pensado al mismo tiempo “qué será lo que viene para el 17.2”. Gracias Comunidad, gracias Staff, gracias a todos por ser parte de esto, por dar vida al Challenge Acción y hacer de una competencia algo mucho más importante y significativo. Nos vemos el próximo Jueves para saber con qué nos va a volar la cabeza David Castro en el 17.2.

 

Escrito por Aranza Rojas