Lo que he aprendido de CrossFit

Ya han pasado casi 3 años desde que empecé en esta locura del CrossFit, y en este tiempo he aprendido montones de cosas, muchas de las cuales jamás me creí capaz. Pero no solo he aprendido a hacer ejercicios, o a moverme mejor, sino que he aprendido cosas que van mucho más allá del entrenamiento y que me han servido no solo para sobrevivir en un wod sino que también para la vida. Aquí se las dejo.

Sé puntual, sino habrán consecuencias

Todos saben (o deberían saber) que si llegas atrasado a clases debes pagar con burpees. Esto no es del todo un castigo arbitrario, ya que al llegar tarde te saltas el calentamiento, parte muy importante de la clase, en donde lo que se busca es, cómo su nombre lo dice, entrar en calor para empezar de forma adecuada tu entrenamiento. Es por esto que como “castigo” debes pagar tus burpees, para entrar rápido en calor y así disminuir el riesgo de que te lesiones por empezar a entrenar sin la preparación previa necesaria. Por otro lado, al llegar tarde a clases interrumpes al profesor y a tus compañeros, lo que es una falta de respeto para ellos, y lo es para cualquier persona que espera que llegues a cierta hora. Por eso, pudiendo elegir otras formas para que entres en calor, elegimos la que más odian todos: los burpees, para que la próxima vez lo pienses 2 veces antes de llegar atrasado.

Recuerda que la puntualidad es valorar el tiempo propio y ajeno,  si eres de los que acostumbras a llegar tarde a todos lados, es probable que también te estés saltando partes MUY importantes en tu vida, faltando en respeto a tus compañeros en el trabajo, familiares y amigos.

CrossFit no es fácil, la vida tampoco

Cuando me inicie en el CrossFit veía a los alumnos más avanzados y pensaba que simplemente hay cosas que jamás podría hacer, pero ese pensamiento se borró de mi cabeza con el tiempo, cuando me di cuenta de que con la constancia y esfuerzo te van saliendo de a poco las cosas que antes pensabas imposibles. No es para nada fácil, y requiere tiempo. Hay que aprender a ser pacientes, pero si te esfuerzas las cosas que quieres llegan, a veces demora, pero llegan, y mientras más difícil el camino, más dulce es la victoria. Cultiva tu paciencia y se disciplinado, seguro lograrás tus objetivos.

Existe más de un camino

Hay veces que las cosas no salen bien, y no hay caso, simplemente no resulta. El coach te lo explico mil veces, pero no entendiste, no sale, no hay cómo. En el tiempo que llevo entrenando y siendo coach, he aprendido que hay más de una forma de hacer las cosas, más de una forma de enseñar, más de una forma de entender. Es por eso que si hay algo que no te resulta, busca otros caminos. Por ejemplo, toma clases con distintos coaches, si bien el contenido puede ser el mismo, la forma puede tener un efecto distinto en ti. Otra opción es buscar videos, existen distintas progresiones para un mismo movimiento, y quizás aún no has intentado todas. Lo mismo aplica para cuando tengas un problema que no hayas podido solucionar, busca todos los caminos posibles y seguro encontraras una solución.

No subestimes el poder de tu mente

Todos los que practican CrossFit seguro han experimentado esto. La mente es la que manda a la hora de hacer un wod, sobre todo cuando tu cuerpo ya no puede más. Hay veces que terminamos victoriosos y por dentro pensamos “¿Cómo lo hice?", y otras que, simplemente no logras entrar en “tu zona”, sin necesariamente sentirte cansado, simplemente no logras rendir bien en un WOD. Parte importante de este deporte es entrenar la mente, ya que esto es lo que realmente te hace rendir mejor, y cuando andamos desconcentrados o negativos, definitivamente esto se va a reflejar en tu entrenamiento.

Una actitud positiva y la concentración adecuada no sólo te ayudarán a enfrentar mejor la clase, sino que seguramente hará que las cosas salgan mejor en tu día a día, hará menos tediosa una jornada laboral y probablemente hará más eficiente tu trabajo.

La comunidad hace la fuerza

Último minuto del wod, ya no das más, realmente no quieres seguir moviéndote, porque simplemente ya estas demasiado cansado. Sin embargo, de un momento a otro te das cuenta que tus compañeros te están gritando y alentando para que sigas adelante: “DALE! SIGUE! TU PUEDES!” y eso basta para que saques fuerzas de no sé dónde para darlo todo en ese último minuto.

Que así mismo sea fuera del box: elimina a todos aquellos que te chaqueteen o se dediquen a tirar mala onda  y rodéate de gente positiva, que te apoye y te anime a lograr tus objetivos. Gente que camine junto a ti y te ayude cuando sea necesario y así mismo ayuda a los demás terminar sus WODs.

Estas son sólo algunas de las miles de cosas que descubrí en esta disciplina, y sé que aún quedan más por descubrir y valorar ¿Ustedes que han aprendido del CrossFit?

 

 

Escrito por Catalina Tornquist, Kinesióloga y Coach Acción CrossFit.