La incertidumbre previa al Open 2018

Hace unos días Ben Bergeron publicó en su Fan Page CampTrain, un pequeño post que habla sobre lo que se siente la semana previa al anuncio del primer evento del Open 2018. Un artículo que nos pareció muy interesante y quisimos traducirlo y compartirlo con ustedes.


La primera semana del Open siempre llama muchísimo más la atención que el resto de las semanas que le siguen. Esto generalmente porque toda la Comunidad CrossFit espera ansiosamente el anuncio de ESE primer evento con el cual dará inicio la nueva temporada de los CrossFit Games, el estado de ánimo colectivo está marcado principalmente por un nerviosismo combinado con histeria, y en parte por sentimientos encontrados como la emoción y el temor.

Por un lado, todo sigue intacto en la mesa; dado que aún nada ha sido probado, el 18.1 puede ser cualquier cosa. Cada año, la semana previa al primer anuncio del Open está llena de especulaciones sobre qué movimientos tendrá el evento. De hecho, tanto competidores amateurs como veteranos, están más atentos que nunca al Instagram de Dave Castro, en un esfuerzo por descifrar el wod, basándose simplemente en una foto de un sacerdote español del siglo XVII que se convirtió en cartógrafo de la costa de California.

[embed]https://www.instagram.com/p/BfYMgdOly6e/[/embed]

¿Será el 18.1 la repetición de algún evento pasado? ¿Incluirá algún movimiento nuevo? Si es así ¿qué movimiento? ¿A qué se refiere Dave cuando dice que ha demolido los perímetros de los formatos esperados?

Las respuestas a estas preguntas son, comprensiblemente, de sumo interés para todos quienes nos hemos pasado todo el año entrenando y preparándonos para esta competencia. Y aún así, sin importar con cuántas ansias lo planeemos, no podremos cambiar el hecho de que éstas aún no tienen respuesta y están fuera de nuestro alcance y control.

Preocuparnos excesivamente sobre si tendremos que caminar de manos o si habrán subidas a la cuerda en este Open, sólo nos hará menos competitivos. Imagina que eres una caja de fósforos. Una caja común y corriente, contiene veinte fósforos, y juntos, representan toda tu energía para el día. La energía es un recurso finito; una vez que se ha ido, no puedes recuperarlo. Si te quemas en cosas que están fuera de tu control, tendrás menos energía para las cosas que sí puedes controlar, cosas que realmente pueden mover la aguja a tu favor en cuanto a desempeño.

A medida que te preparas para enfrentarte al 18.1 esta semana, deja que la exageración y la ansiedad pase por sobre ti, y prepárate para el éxito enfocándote en las cosas que si puedes controlar.

Opta por una forma de entrenamiento que te permita rendir bien durante el Open. Pon mucho énfasis en tu nutrición y aliméntate adecuadamente y a conciencia. Asegúrate de dormir bien y lo suficiente, lo ideal es tener todas las noches 8 horas de sueño de buena calidad. Cuando llegue tu turno de realizar el evento, elige una estrategia que a ti te funcione y enfoca todo tu esfuerzo en ejecutarla al pie de la letra. Entra en calor de forma adecuada, y familiarízate con los estándares de movimiento, ten un plan B en caso de que el plan principal no funcione, trabaja tu fortaleza interna: elige una actitud positiva y créete el cuento. Estas son las cosas que podemos controlar y nuestra base de trabajo.

A fin de cuentas, el Open pone a prueba la capacidad de trabajo de cada uno. El último año nos hemos esforzado en mejorar nuestras debilidades y aumentar o mejorar nuestro fitness, y ese resultado se trasladará a lo que aparezca en la temporada 2018.

¡A jugar!

 

Encuentra aquí el post original